CÓMO CREAR UNA ZONA DE TERTULIA

Si nos gusta recibir a amigos en casa, ya sea para tomar un café o para disfrutar de una buena cena, una zona de tertulia no nos puede faltar. Una zona en la que fluya la conversación y en la que podamos hablar larga y distendidamente con nuestros invitados.

Una zona de tertulia sobretodo tiene que ser cómoda. Si vas a convertir tu salón en esa zona de tertulia tienes que contar con que los sofás, pufs, o sillas que dispongas para su asiento sean cómodos, recuerda que se espera estar un largo tiempo sentado, por lo que el confort prevalecerá sobre el diseño de tus muebles. Los materiales como el metal, el PVC o los plásticos nos son los más indicados, son duros y fríos, y en poco tiempo verás como tus contertulios estarán buscando con más frecuencia una postura cómoda.

La disposición de los asientos es muy importante. El fácil contacto visual con los demás favorece la comunicación. Las disposiones en L y en U, favorecen una conversación colectiva evitando que alguien quede apartado. Intenta que haya amplitud, que al menos cada uno cuente con un metro cuadrado para sí mismo, la falta de espacio puede crear rechazo o agobio.

Si próxima a la zona de charla se encuentra la televisión mejor mantenla apagada. Aunque a veces la TV pueda ser un buen estímulo para iniciar un tema de conversación, es preferible que los principales protagonistas seáis tú y tus invitados; una buena música de fondo que no sobresalga del tono de charla te ayudará a crear ambiente.

Si tienes chimenea y es invierno ¡enciéndela!, nada hay más acogedor que un ambiente con chimenea, promueve el ambiente íntimo y la confianza.

El tema del color es importante. Para nuestra zona de tertulia naranja y el amarillo, -como ya dijimos en nuestro artículo de colores como creadores de ambientes-, son colores que invitan a la comunicación y a la alegría, cuidado con excederte con el amarillo, una habitación sobrecargada de amarillo podría crear rechazo. Añádelo en pequeños toques como en cojines, cobertores parciales para el sofá a modo decorativo, velas, servilletas, etc.

Como complemento para garantizar la comodidad del encuentro proponemos disponer de un mueble-bar. Hay diseños discretos y elegantes y otros más sofisticados. Es un buen elemento para tener refrescos a mano que ofrecer a nuestros invitados.

Hasta el momento hemos estado presentando una zona de tertulia convencional, sencilla y  acogedora que anime el encuentro, pero hay quienes se atreven con más creando una zona de charla que recuerde a un pub, incluyendo juegos como mesa de billar, cuadros y carteles semejantes a los que se encuentran en pubs y discotecas (de marcas conocidas, de ídolos musicales, ídolos de corrientes artísticas, etc.), sillas altas de barra, incluso gramolas que además de música añaden un toque vintage etc. Hoy día podemos encontrar en el mercado mesas de comedor convertibles en billares, en tapetes de póker, etc. Tiene la ventaja, para aquellos que quieren tener una billar o una mesa de póker en casa, de ser una única inversión por doble función y ocupando el mismo espacio.

Elijas una opción más convencional o una más tipo club, lo importante es que consigas un espacio tranquilo y cómodo, donde se pueda estar largo tiempo y en el que apetezca estar.

Fotos: 1. decoactual 2. Hevea&MDF 3. Aramith

Tags: , , , , , ,

 

Comments are closed.